Ignasi Tarazona y su tutora, M. Carmen Górriz

Premian un trabajo sobre el abuso de las redes sociales entre los jóvenes

La Escuela Valenciana de Estudios para la Salud (EVES) ha premiado el trabajo de investigación de un enfermero que ha realizado su residencia en el Hospital Provincial de Castellón para ser especialista en salud mental en el que propone un programa para prevenir los riesgos que el abuso de las redes sociales tiene entre los adolescentes.

Ignasi Tarazona destaca en su proyecto la necesidad de que padres y profesores expongan en grupos de discusión sus percepciones sobre el uso que los adolescentes hacen de las redes sociales para elaborar un programa de prevención de los posibles riesgos que planteen.

Según los datos que recoge su trabajo, el 80 por ciento de jóvenes de entre 11 y 18 años tiene perfil en alguna red social. El uso de teléfonos móviles con acceso a internet va en aumento y se estima que cerca del 98 por ciento de los jóvenes de 15 a 18 años accede a las redes sociales a través de estos dispositivos. Además, cerca del 70 por ciento de los niños tiene su primer teléfono móvil a los 11 años.

Riesgos

“Estos datos reflejan que el uso de las redes sociales en los jóvenes es una realidad inherente a la evolución de nuestra sociedad”, explica Tarazona, quien agrega que “las nuevas tecnologías avanzan con rapidez y presentan muchas ventajas, pero también comportan riesgos”.

En este sentido, el enfermero alerta de los problemas de conducta y el efecto potenciador de diferentes patologías mentales que subyacen del abuso de las redes sociales.

Entre estos potenciales riesgos se encuentran el acoso escolar a través de las redes sociales (“ciberbulling”), el intercambio de imágenes de contenido erótico o sexual que luego pueden ser usadas para hacer chantaje (“sexting”), la suplantación de la identidad de un adolescente por un adulto con el fin de acercarse a menores (“grooming”) o la adicción a las redes, entre otros.

“De ahí la necesidad de un programa de prevención y promoción de salud mental comunitaria que implementaría el personal de enfermería especialista en salud mental”, subraya Tarazona.

En este programa, que se elaboraría a partir de las preocupaciones e inquietudes de padres y docentes, el personal de enfermería especialista en salud mental tiene un papel destacado, ya que -según explica- la formación de especialistas durante el periodo de dos años hace que tengan una visión holística de la salud mental de las personas, profundizando en los aspectos tanto psicológicos como sociológicos, sin dejar de un lado los biológicos.

Dentro de las competencias del enfermero especialista se encuentra la promoción y prevención de la salud mental comunitaria, así como el acompañamiento y seguimiento en los procesos de salud y enfermedad mental, recuerda Tarazona.

 

 

Be Sociable, Share!