psiquiatría infantil

Ropa deportiva en vez de pijamas para los pacientes de psiquiatría infantil

El Hospital Provincial de Castellón ha sustituido los  pijamas que visten los pacientes de la unidad de hospitalización de psiquiatría infantil y juvenil por prendas deportivas, una medida pionera que ha sido muy bien aceptada por los menores ingresados.

Recientemente se han llevado a cabo mejoras en la unidad de hospitalización con el fin de que la instalación resulte más confortable. Así, se ha habilitado una zona ajardinada de esparcimiento y ocio que sirve para que parte de las terapias se puedan realizar al aire libre. Asimismo se ha restaurado el mobiliario de la sala común y los sillones de las habitaciones ha sido remplazado por butacas nuevas.

Todas estas mejoras se enmarcan en el plan de dignificación de infraestructuras y mejora de la humanización de la asistencia sanitaria impulsado por la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública.

Los especialistas coinciden en la influencia positiva que tiene para los pacientes disponer de un entorno hospitalario más amigable y confortable que a su vez proporcione una adecuada funcionalidad y asistencia sanitaria.

Balance

La Unidad de hospitalización de psiquiatría infanto-juvenil y trastornos de la conducta alimentaria del Provincial  ha registrado en los últimos 15 meses el ingreso de 101 pacientes, fundamentalmente por trastornos psicóticos y afectivos.

El Provincial de Castellón cuenta con un programa de trastorno mental grave de la infancia y la adolescencia, pionero en la Comunidad Valenciana, que consta de una consulta ambulatoria en la que los especialistas realizan un estrecho seguimiento de los casos graves, una sala de hospitalización con capacidad para ocho personas, un hospital de día y la unidad de trastornos alimentarios.

Un equipo multidisciplinar integrado por más de 30 profesionales entre psiquiatras, psicólogos, personal de enfermería especializado en salud mental y auxiliares de enfermería se encarga de la atención de los pacientes que, en función de la gravedad de su estado, pueden ingresar en la Unidad del centro, recibir tratamiento ambulatorio o participar en las terapias y actividades del hospital de día.

La unidad de hospitalización, referente en la provincia, atiende aquellos casos en los que el tratamiento ambulatorio no funciona o hay muchas alteraciones de conducta en el entorno social que motivan una separación del paciente y su entorno. Además, el ingreso facilita el control del tratamiento farmacológico.

El psiquiatra Matias Real, responsable del programa, ha explicado que se considera trastorno mental grave a las enfermedades mentales que tienen o pueden llegar a tener una repercusión importante en la calidad de vida de los niños y jóvenes que las padecen, lo que afecta gravemente su vida familiar, escolar, laboral y social, ya que se produce una inadaptación importante.

Por grupos diagnósticos destacan los trastornos afectivos (cambios en el estado de ánimo que afectan también al entorno social y familiar de los menores), los  trastornos del rango psicótico así como diversos trastornos de conducta de niños y jóvenes que se oponen a las normas sociales y muestran cierta agresividad.

Los especialistas han agregado que últimamente destaca la presencia de problemas relacionados con vivencias traumáticas durante la infancia, lo que deja a las personas en una situación muy vulnerable para el resto de su vida si no reciben una atención adecuada.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *