El Provincial y la UJI crean réplicas de órganos de pacientes en 3D para apoyar la docencia

El Consorci Hospitalari Provincial de Castelló y la Universitat Jaume I (UJI) colaboran en un innovador proyecto que consiste en la impresión de órganos tridimensionales que se obtienen a partir de imágenes radiológicas de pacientes del centro sanitario con el fin de que estas réplicas sintéticas idénticas a las reales puedan destinarse a la docencia e investigación.

El Departamento de Ingeniería Mecánica y Construccion de la UJI, en colaboración con la Unidad Predepartamental de Medicina, está elaborando un estudio para la impresión de órganos humanos en 3D con el fin de que sean utilizados por el alumnado que cursa los grados de Medicina y Enfermería de la Facultad de Ciencias de la Salud.

Este convenio de colaboración suscrito por el hospital y la universidad mejora la calidad docente en el ámbito de la anatomía y evita el uso extensivo del cadáver humano, con lo que se reducen los costes económicos y las consideraciones éticas. Además, las piezas no están impregnadas de sustancias dañinas necesarias para la fijación de los cadáveres, por lo que no existen riesgos para la salud asociados a dichos fijadores.

La impresión 3D se lleva a cabo a partir de tomografías computerizadas y resonancias magnéticas obtenidas a pacientes del Consorci cumpliendo en todo momento con la ley de Protección de Datos y garantizando el anonimato de las personas.

Las imágenes proporcionadas por el servicio de radiodiagnóstico son procesadas por especialistas del centro sanitario mediante aplicaciones informáticas y pasan a convertirse en volúmenes que posteriormente, en la Universidad, se imprimen en 3D.

El doctor Miguel Ángel Santamaría, jefe del área de Diagnóstico por la Imagen del Consorci, ha destacado que el proyecto propicia la posibilidad de tener múltiples piezas por práctica, con lo que mejora la accesibilidad a herramientas precisas y de vital importancia para enseñar los entresijos de la anatomía humana a partir de modelos realistas.

«La creación de estos órganos sintéticos idénticos a los reales -ha añadido Santamaría- sirven para mejorar la capacitación y formación del alumnado, ya que se pueden examinar exhaustivamente defectos, anomalías o patologías que presentan los pacientes».

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *