Los profesionales se han desplazado a la Fundación Aspropace para realizar revisiones bucodentales a los niños con parálisis cerebral

El programa de atención bucodental para personas con discapacidad psíquica atiende al año a más de 700 pacientes

La Unidad de Atención Bucodental para personas con discapacidad psíquica del Hospital Provincial de Castellón atendió el pasado año a un total de 740 pacientes a quienes realizó 1.681 tratamientos.

Este programa, pionero en la provincia de Castellón, ha permitido desde su creación, en marzo de 2010, que tanto niños como adultos que presentan una discapacidad intelectual de grado medio o severo que dificulta el manejo odontológico no tengan que desplazarse a centros especializados fuera de la provincia.

El odontólogo Evaristo Rambla y la higienista dental Lía Gallén son los integrantes del equipo del programa y una vez al mes acuden a los centros de los pacientes para realizar las primeras consultas con el fin de que se familiaricen con el personal sanitario y evitar que tengan que desplazarse al hospital. La última de las visitas ha tenido lugar en el centro de la Fundación Aspropace, dedicada a la atención de personas con parálisis cerebral.

En los casos en los que se detectan anomalías, los pacientes son remitidos al hospital para poder llevar a cabo el tratamiento.

Rambla afirma que “las personas a las que va dirigido el programa requieren un trato personalizado y atención por especialistas en el manejo psíquico y psicológico para evitar que se pongan nerviosas y superen el miedo a algo tan sencillo como una revisión bucodental”.

Ya en la consulta del hospital, en el Servicio de Odontoestomatología se ofrecen prestaciones como exploraciones y revisiones, tratamiento médico y farmacológico, extracción de piezas dentales, sellados, endodoncias, empastes y actividades de promoción y educación para la salud, entre otras.

El gabinete dental del Hospital ha sido adaptado con un sillón que ofrece las máximas comodidades al paciente y al equipo sanitario.

Los tratamientos se realizan también en el quirófano cuando las circunstancias así lo requieren, ya que muchos tratamientos se realizan en mejores condiciones bajo anestesia general porque los pacientes presentan dificultades para tragar, respirar o comprender.

 Síndrome de down, autismo, parálisis cerebral, retraso mental y enfermedades raras son las principales patologías de las personas que participan en el programa. Rambla concluye que “para seguir con éxito esta iniciativa es primordial la labor de padres, tutores y responsables de los pacientes y, sobre todo, que estén concienciados de la trascendencia de la prevención y la constancia de la higiene bucodental”.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *