Carlos Casillas

El Provincial ahorra 1,2 millones de euros con la gestión propia del servicio de resonancia magnética

 El Hospital Provincial de Castellón ha ahorrado 1,2 millones de euros desde que en junio de 2014 asumió el servicio de la unidad de resonancia magnética, que hasta entonces era gestionado por una empresa externa.
Desde que el servicio lo gestiona el propio hospital se han atendido a un total de 11.182 pacientes y se han realizado cerca de 18.000 exploraciones, lo que representa un notable incremento con respecto a las que se realizaban cuando el servicio estaba privatizado.

Este incremento obedece a la ampliación del horario del servicio, que se realiza hasta las 21 horas y está disponible para urgencias siempre, así como a las nuevas exploraciones de mayor complejidad que actualmente se realizan en el hospital y anteriormente eran derivadas a Valencia.

Actualmente, se ocupan de informar las resonancias en el centro cinco especialistas en radiología frente a un único facultativo que había antes, explica el jefe del Servicio de Radiología, Carlos Casillas, quien añade que, además, los radiólogos se ocupan de gestionar la demanda, es decir, de valorar diariamente las peticiones de resonancia magnética y de realizar solo aquellas que están indicadas.

Estudios oncológicos

La mayor parte de los estudios de resonancia magnética son solicitados por los servicios de oncología y traumatología, señala Casillas, quien añade que en el ámbito oncológico, la resonancia magnética es una técnica de diagnóstico por la imagen muy útil para conocer la extensión de tumores y permite valorar la efectividad del tratamiento.

Por ello, los pacientes oncológicos se realizan esta prueba antes y después de recibir quimioterapia y radioterapia con la finalidad de que se pueda evaluar la respuesta a dichos tratamientos.

Así, el personal de la Unidad de Resonancia Magnética mantiene una estrecha relación con el resto de los especialistas del hospital con la finalidad de planificar la realización de los estudios y desarrollar nuevas aplicaciones para los pacientes oncológicos.

Las resonancias magnéticas más frecuentes practicadas a pacientes de cáncer han correspondido a cerebro, próstata, recto y mama, puesto que esta técnica es muy precisa para el estudio local de este tipo de tumores.

Entre las nuevas exploraciones que actualmente se realizan se encuentran la artro-resonancia magnética de hombro y cadera -que requiere contraste en el interior de la articulación-, la cardio-resonancia, la entero-resonancia y las que requieren sedación y, por tanto, en su realización participan los propios anestesistas del hospital.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *